jueves, 1 de octubre de 2009

Una solitaria celebración

Por increíble que parezca, a pesar de ser un país notablemente aficionado a los deportes de motor, no fue hasta 1976 que Japón celebró su primer Gran Premio de F1.


El circuito que albergó este histórico Gran Premio fue el circuito de Fuji, llamado Fuji Internacional Speedway. Esa primera cita en el Octubre de 1976 fue algo convulsa, con las continuas alternancias en los primeros puestos de carrera debido a la intensísima lluvia, roturas de motor, problemas con las ruedas… que al final se saldaron con un tercer puesto in-extremis de James Hunt, lo que le aseguró el título de campeón del 76.


Y si fue “curiosa” la carrera del 76, tampoco se quedó atrás el siguiente GP japonés.


Como en multitud de ocasiones, la prueba en Japón se reservó para la última cita del Campeonato. Sin embargo, en el 77, Fuji no tuvo el honor de decidir quién sería el nuevo rey de la F1: Lauda ya se había proclamado campeón dos carreras antes, en el GP de Estados Unidos celebrado en Watkins Glen. Tan sobrado iba el austríaco, que tuvo la genial idea de no participar en las dos últimas carreras del año (Canadá y Japón) ¿Os imagináis la cara de los actuales patrocinadores de los equipos ante una ocurrencia así de un Alonso o Button? Eran otros tiempos…


El caso es que Niki no fue el único ausente ilustre: Fittipaldi y los equipos Hesketh y Renault en pleno tampoco acudieron al país nipón.


Entre otras curiosidades de la prueba, podríamos comentar que los Lotus corrieron bajo un inédito color rojo (gracias a una jugada publicitaria de Colin Chapman, que negoció el espacio publicitario de sus bólidos con una tabaquera japonesa), que los pilotos locales volvieron a intentar hacer de las suyas (como el año anterior había conseguido Masahiro Hasemi marcando la vuelta rápida con un Kojima-Ford) y que el podio final no se completó con los tres corredores habituales, sino con tan sólo uno… ¿cómo es eso posible? Seguid leyendo la historia...


Andretti había conseguido la pole, seguido de Hunt. Cuando el semáforo no se había puesto en verde, el británico salió como una flecha, lo que hizo que todos sus compañeros, excepto el cándido y estupefacto Andretti, le siguieran a la carrera. Andretti, ciego de ira porque la carrera no se había reiniciado por una salida que debería haberse considerado nula, se lanzó en una loca persecución que hizo que antes de la primera vuelta abandonara tras romper la dirección y chocar contra las protecciones.


Poco más tarde, en la quinta vuelta, se produjo una de las menos recordadas tragedias de la F1: Gilles Villeneuve agotó sus frenos, golpeando en la recta a Ronnie Peterson y arrollando, tras dar dos vueltas de campana, a 9 fotógrafos que habían invadido una parte del circuito vedada al público. A pesar que murieron dos de ellos, la carrera siguió su curso normal. Hunt finalizó primero, seguido del Ferrari de Carlos Reutemann y del Tyrrell de Patrick Depailler.


Hunt y Reutemann abandonaron precipitadamente el circuito para, según argumentaron, no perder su vuelo, por lo que el único que se presentó en el podio fue el tercer clasificado. Esa es la razón por la que la celebración final del GP de Japón de 1977 sólo contó con un participante, Depailler, configurando asi la que ha sido, probablemente, la ceremonia de podio más desangelada de la historia de la F1… Al menos, como parece por la fotografía inferior, Patrick disfrutó de lo lindo.


No hemos recortado la foto... Patrick estaba solito en el podio


La fama de circuito peligroso, unido al drama de la muerte de dos personas y a la mala organización (que incluso permitió continuar la carrera después del fatal accidente de Villeneuve) hicieron que la F1 no volviese a Fuji hasta muchos años más tarde. Japón pudo volver a celebrar su GP 10 años más tarde, pero en otro circuito (Suzuka)


Fuji volvería a albergar la F1 en 2007 y 2008, gracias al interés y a la inversión de Toyota en el circuito. Y a partir de 2009 (¡y si la crisis lo permite!) Suzuka y Fuji se alternarán en la celebración del GP japonés.

1 comentario:

Martín Herzog dijo...

Saludos Tazio. Quería contactarte via email, pero no lo encuentro en tu web ¿me mandas un email y hablamos?